Las columnas dórica y jónica · 2007-10-29

El capítulo 4 del libro trata de las columnas dórica y jónica y el capitel corintio. Lo he redactado en forma de comunicación que he presentado en el XII Congreso de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, el 25 de octubre de 2007, en Valencia. Cuelgo a continuación el documento en formato .pdf, con ilustraciones y bibliografía:

Capitulo 4. Del shadouf a las columnas dórica y jónica

▪ ▪ ▪

Tejados rellenos de tierra · 2006-11-18

Me costaba creerlo, por insólito y porque sólo encontré una referencia. J. E. GORDON, en Structures or Why things don’t fall down (Pelican Books, 1978, pp. 216–18) dice que el tejado de los templos estaba todo él relleno de una mezcla de grava y tierra, hasta alcanzar un peso de 3.000 toneladas (dibujo más abajo). Supone con toda naturalidad que era un aislante contra la lluvia. Pero semejante acarreo de tierra no puede tener la sola finalidad de aislar el templo de la lluvia; los tejados de las casas griegas estaban perfectamente impermeabilizados con vigas y tejas dispuestas según el uso habitual. Una interpretación más elaborada supone que “debemos deducir que esta decisión se tomaba sobre la base de principios morales o religiosos” (aquí). Se trata de una explicación obscura per obscuriora, que no aclara nada pero aparca el problema.

Damp clay and earth on the roof of Greek temple

Por mi parte, la única explicación que encuentro para esta aberración de la arquitectura templaria, una más, no es de carácter práctico, por supuesto, pero tampoco moral o religioso. Es de orden icónico, en consonancia con la hipótesis naval del origen de la arquitectura griega. Recuérdese: el templo griego pretende representar un barco volteado apoyado sobre muros de soporte.

En los barcos antiguos, como el documentado en el pecio de Ulu burun (s. XIV adC), la forma habitual de estibar la carga consistía en enterrarla en un lecho de arena. Por decirlo así, los marinos navegaban a bordo de una isla flotante. Si realmente el templo es un barco invertido, el tejado relleno de tierra representa esa masa de arena preñada de mercancías.

Podemos dar un paso más en la interpretación de la alegoría que constituye el templo griego. Los frontones este y oeste del templo son el resultado de seccionar el casco, con lo que dejarían a la vista la carga del barco. Lo que encontramos en los frontones son grupos escultóricos exentos. Por una vez podemos ser literales e interpretar que el barco representado en el templo transporta una carga de esculturas de dioses, sean de mármol o de bronce.

La riqueza se acumulaba, en época premonetaria, en forma de objetos de lujo, en ocasiones esculturas o ἀγάλματα. El propio Partenón toma su nombre del conjunto de esculturas de doncellas, πάρθενος, que se guardaban en el opistódomo del templo, y los tesoros de los santuarios panhelénicos exhibían de esta misma forma la riqueza de las ciudades oferentes. Los mismos templos no eran sino recipientes en los que se mostraba la estatua de un dios de factura, a menudo, carísima, como las estatuas criselefantinas creadas por Fidias.

Así que un barco espléndido cargado de estatuas divinas pudo haber sido para los griegos la imagen más acabada de la abundancia, a la vez que el medio más espectacular de hacer visible ante la comunidad la bondad de un sistema político.

▪ ▪ ▪

La columna dórica · 2006-07-15

Sólo un breve artículo para recordarme a mí mismo que este sitio está en espera, pero no muerto. El próximo capítulo que publicaré es el relativo a las columnas del templo griego. Como es de imaginar, sostengo que las columnas proceden de los remos de las galeras, con una pequeña modificación. El ástil de un remo pudo usarse para disparar un disco de piedra (es decir, un ancla lenticular) con el fin de abrir una vía de agua en el casco de un barco enemigo. Aquí hay un dibujo de cómo pudo hacerse (por el autor).

Figure of an anchor used as atillery weapon

Evidentemente pienso que esta clase de proyectil pudo estar en el origen de la columna dórica. Hay armas parecidas en la iconografía naval antigua. Me refiero al gran pez que aparece sobre la proa de los barcos cicládicos (ver abajo). En mi opinión estos peces son el precedente de los delfines de la época clásica que los barcos mercantes usaban como defensa (para saber más).

A cycladic boat, with a throwable dolphin

Pero ¿hubo delfines pequeños, de talla humana? Aquí abajo hay una estatuilla de Zeus disparando un rayo. De hecho el rayo tiene la forma de un tipo determinado de ancla. La iconografía del rayo de Zeus, representado a menudo en monedas, cerámica y escudos, es muy intrigante. Un ancla pudo estar en el origen de un objeto tan rícamente decorado.

Little statue of Zeus throwing an anchor

Comentarios

▪ ▪ ▪

"Barco", el sustantivo más usado en la Iliada · 2005-12-18

Sostengo en mi libro que los reyes homéricos, los βασιλεῖς, no son exactamente reyes, sino capitanes de barco. Esto no es una prueba, sino una curiosidad: una búsqueda sobre las palabras más usadas en la Iliada, hecha con el Perseus vocabulary tool, muestra que la palabra para barco, ναῦς, es el sustantivo más frecuente de toda la Iliada, por delante de otros sustantivos como ἀνήρ y Ζεύς.

Comentarios

▪ ▪ ▪

Columnas como remos · 2005-10-18

Estoy sorprendido por una feliz coincidencia. En Anaximander and the Architects, de Robert Hahn, encuentro una referencia al libro Socrates’ Ancestor de Indra Kagis McEwen. Ésta autora sostiene que:

“las columnas tienen un significado naval (...); las columnatas dípteras que rodean el naos, (...) son como una fila doble de remos que ponen en movimiento un barco”. (citado en Hahn, p. 87).

No puedo leer este libro, pero su tesis coincide con mis propias ideas: la relación entre náutica, arquitectura y filosofía. De hecho pienso que los edificios construidos con barcos volteados, los primeros templos, fueron vistos como una imagen del universo por los primeros filósofos, con el casco como un modelo del cielo estrellado.

Comentarios

▪ ▪ ▪

Tropis 2005, Chipre · 2005-08-24

Mañana 25 de agosto, en la isla de Chipre, empezará la Tropis 2005 Conference. Me gustaría estar allí, en el lugar donde mi trabajo podría ser bien recibido. ¿Y si es cierto? A veces pienso que, de todas formas, “se non è vero, è ben trovato”.

Comentarios

▪ ▪ ▪

Los tres primeros capítulos · 2005-07-30

Por fin cuelgo aquí los tres primeros capítulos de la versión preliminar del libro, en español por supuesto. Contiene 15 ilustraciones hechas por mí, pero no incluye imágenes cuyos derechos no me pertenecen para evitar problemas de copyright. Esta imagen de ejemplo representa la borda de un pentecontero, similar a un pentecontero fenicio, que pudo dar lugar al entablamento de estilo jónico (volteado, por supuesto).

Board of a ionic style boat

Estos capítulos tratan sobre el origen naval del templo griego, y sobre el número de sus columnas, sin entrar a analizar su forma y significado.

Sé que hay gente que ha descargado el Plan de la obra, pero no recibo opiniones sobre él. ¿Hay alguien ahí? ¿Tiene sentido seguir escribiendo este libro?

Descargar los tres primeros capítulos:

PDF icon Archivo: Capítulos 1, 2 y 3.pdf [736kB]
Español, 76 páginas, 15 figuras del autor. Descargas: 5332.

Comentarios [2]

▪ ▪ ▪

Paralelos etnográficos · 2005-06-14

He encontrado algunos paralelos etnográficos que refuerzan la hipótesis naval, concebida originalmente para explicar la arquitectura griega. Los vikingos y los polinesios eras pueblos navegantes, y construyeron casas con forma de barco.

Se puede ver una foto muy ilustrativa en el Ale Viking-Age Project. Jochen Komber, arquitecto y arqueólo sostiene: “La arquitectura de la época vikinga se caracteriza por la casa alargada con forma de barco, una casa con muros exteriores convexos y muros frontal y trasero rectos. (...) La deducción más probable (...) es que la forma de barco no se limita al plano bidimensional, sino que el plano del suelo es una proyección de una arquitectura en forma de barco que caracterizaba a los edificios en su conjunto. Eso significa que el techo era una especie de casco curvo en ambas vertientes, construido con vigas curvadas.” [aquí].

En la cultura polinesia encontramos un tipo específico de arquitectura, la de Tana Toraja, con el edificio llamado tongkonan. Se pueden ver algunas fotos en Indonesia Archaeology on the Net. Las leyendas Toraja afirman que “llegaron del norte por mar. Sorprendidos por una tormenta violenta, sus barcos resultaron tan dañados que quedaron inservibles para navegar, así que decidieron usarlos como tejado de sus nuevas casas. Las tongkonan, con su tejado en forma de barco, siempre miran hacia el norte.”

Se puede atribuir el mismo origen a las navetas, “barquitos”, de las islas Baleares, un tipo de edificio con forma de herradura alargada datado en la Edad de Bronce (1600 to 1050 BC). Para saber más visitar Arqueobalear.

Comentarios

▪ ▪ ▪